Obispos arremeten contra políticos corruptos de RD

Santo Domingo.- La Conferencia del Episcopado Dominicano criticó ayer a los políticos que se lucran de los bienes comunes de la nación y hacen de la corrupción un modo de vivir y de escalar posiciones en la vida.
En un mensaje dirigido a los adolescentes y jóvenes con motivo al 173 aniversario de la Independencia Nacional, los obispos reprocharon la carencia de líderes sociales en el país e hicieron un llamado a los dirigentes de los distintos partidos a servir al pueblo y no lucrarse a costa de este.
“Es alarmante que adolescentes y jóvenes se vean cada vez más envueltos en actos de violencia, atracos, asaltos, homicidios y todo tipo de delincuencia, impulsados por el consumo y tráfico de droga y el ideal de un enriquecimiento fácil, teniendo como paradigma a políticos corruptos y narcotraficantes”, señalan los sacerdotes en un comunicado.
Los representantes de la Iglesia expresaron que un gran número de adolescentes y jóvenes nacen y crecen en hogares disfuncionales, sin una figura paterna o materna que los guíe, con alto nivel de agresividad, faltos de cariño y de modelos que los impulsen a vivir los valores humanos y cristianos.
Agregaron que los jóvenes encuentran pocos espacios de diversión sana donde recrearse y, por el contrario, se les ofrece la droga, los juegos ilícitos, el sexo fácil a edad temprana, la pornografía y la prostitución.
Asimismo, dijeron que cada día crece el número de jóvenes desempleados, alcanzando el 28.7% de los que están en las edades de los 15 a los 24 años. Y además, añadieron que el 19.7% de jóvenes entre 15 y 24 años de edad no estudian ni trabajan, pasando a ser parte del grupo de los Ni-Ni.
((Un llamado
El Episcopado exhortó al Estado dominicano a prestar todo tipo de atención a los adolescentes y jóvenes, fortaleciendo el sistema educativo, creando escuelas vocacionales de carreras técnicas y de oficios.
“Pedimos que los espectáculos públicos y los contenidos de la Internet sean supervisados y se apliquen los controles requeridos a todo lo que atente contra las buenas costumbres, los valores de la familia y nuestras leyes; además, que las emisoras de radio o televisión transmitan programas con finalidad educativa, artística, cultural y de prevención de la violencia. Luchemos por políticas y programas de prevención contra el uso ilícito de sustancias alcohólicas, estupefacientes y sicotrópicas”, sostuvieron.
Los obispos invitaron a los maestros a educar a los alumnos como si fueran sus propios hijos. De igual manera, sugirieron a las familias no sobreproteger, y a ayudar en la orientación de los adolescentes y jóvenes, dándoles ejemplo de buen comportamiento y enseñándoles sana doctrina y principios éticos y morales.
En tanto que a los miembros de la Iglesia, los sacerdotes reflexionaron que frente a ellos corresponde saber escuchar y responder, madurez interior, coherencia entre vida y enseñanza, oración, unión con Cristo y docilidad al Espíritu Santo, instrucción adecuada y responsabilidad frente a la verdad, credibilidad y autoridad moral.
Por último, los sacerdotes incitaron a los adolescentes y jóvenes a que asuman el protagonismo de su propia vida y vocación, “ya que tienen dentro de sí la capacidad de abrir sus mentes y corazones para enfrentar la vida y realizar así de manera honrosa sus ideales y sueños”.

Comentarios