250 FAMILIAS Tumban casas para ampliar II línea Metro

Ramón Pérez Reyes
Santo Domingo
Más de cien familias del barrio Ribera del Ozama contiunaron ayer derribando sus casas  luego que la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) les entregara sus cheques para que abandonen el área.
Estas familias estaban ubicadas en la parte Este del puente Francisco del Rosario Sánchez (Puente de la 17)  y fueron desalojadas para poner en marcha la construcción de la segunda línea del Metro de Santo Domingo.
“Ya yo negocié, aunque no me dieron todo lo que quería, pero tengo el dinero y compré otra casa para donde irme, aunque aún no me la han entregado”, explicó el señor Lorenzo de la Rosa, quien en una vieja camioneta recogía varillas, puertas  y otros ajuares de su casa demolida.
Negoció con la Opret la venta “de un complejo de seis casitas, incluyendo un punto comercial” por 6.8 millones de pesos. Ya compró otra casa en las proximidades, pero en el sector urbanizado, por tres millones.
Dijo que es un de las dos personas fundadores del lugar, adonde llegó en el año 1988 cuando el sitio era “una ciénaga de arroz y  muchas yerbas”.
Declaró que, como casi todas las familias del  sector, vivían en Los Mina Viejo y se  fueron asentando a la orilla del río Ozama, con pequeñas casas de zinc y madera
Desalojos
Según las autoridades,  250 familias están en programa de desalojo en esta primera etapa. En total serán retiradas  unas 400 familias para dar paso a la construcción del puente colgante sobre el río Ozama. 
“Gracias a Dios, la Opret y el Gobierno que nos sacó de aquí cumpliendo con las promesas que nos hicieron. Esta fue una buena oportunidad para nosotros”, dijo la señora Manuela Matos, quien  dijo que ya  compró una casa.
La Segunda Línea  del Metro  llegará hasta Megacentro, o sea,  hasta la avenida San Vicente de Paúl con carretera Mella.

Comentarios